Concurso, Mención Honorífica

CED Crixá

Escuela sin muros

La construcción de una escuela debe entenderse como una oportunidad para la transformación de una sociedad. Es dentro de este edificio donde se formarán ciudadanos que pensarán en la sociedad del futuro. Por lo tanto, el diseño de una escuela debe tener en cuenta el tipo de sociedad que se va a construir y cómo el entorno en el que estos jóvenes pasarán gran parte de su tiempo puede contribuir al pensamiento colectivo y al sentido de pertenencia. Teniendo en cuenta estos principios, el proyecto aprovecha la topografía del terreno natural para garantizar el control y la privacidad necesarios para que la escuela funcione sin la necesidad de construir muros que separen el edificio de la comunidad.
El Centro Educativo está organizado en un anillo rectangular con circulación perimetral a lo largo del cual se colocan cuatro barras que albergan las funciones de la escuela. Las dos barras finales albergan funciones abiertas a la comunidad, mientras que las dos barras centrales desarrollan programas reservados para estudiantes de la escuela, como aulas y cafeterías.Tiene el potencial de convertirse en un punto de referencia para la comunidad en desarrollo; Un hito arquitectónico que despierta en los residentes el sentimiento de pertenencia al barrio. Si bien los residentes del vecindario pueden ver el movimiento diario de la escuela dentro del Centro Educativo, los estudiantes tienen la oportunidad de percibir a su comunidad desde el punto de vista que solo la educación brinda.

 

Autores: 0E1+MASA Arquitectos

Equipo: Martín Pronczuk, Santiago Saettone, Mario Guidoux, Anna Carolina Manfroi, Ana Cristina Castagna, Gabriel Giambastiani, Federico Bresque, Cecilia Taboada, Facundo Castro.  
Lugar: Barrio Crixá en Brasilia, Brasil

Programa: Centro Educativo
Año: 2018