CAU Tocantins

Concurso, Tercer Premio

La creación de la nueva sede institucional para la CAU en Tocantins plantea un ejercicio muy estimulante. No se trata meramente de construir un edificio institucional sino que aspira a explorar nuevos paradigmas de la disciplina y su relación con los ciudadanos. La arquitectura tiene que sacarse el papel de que puede cambiar el mundo, a lo sumo podrá interferir en las condiciones de aquellos usuarios próximos a ella, lo cual desde ya es importante si queremos generar cambios. De esta manera se vuelve tangible, real y deja de lado su imagen velada de carácter heróico. Creemos que la construcción de grandes medianeras y muros opacos generan barreras. 

Esto es una imagen que deteriora la ciudad, que acentúa divisiones, segregando de manera inoportuna relaciones estimulantes que poseen un gran espesor cultural.

Mientras no tengamos edificaciones linderas, esta ¨cáscara¨ (los limites del predio) son permeables, de manera que podemos mirar y ser mirados, propiciando así un hecho fundamental, el diálogo. Hacia el exterior se muestra permeable, abierta y accesible. En su interior genera resguardo, protección y sentido de identidad. Respetando las normativas vigentes de construcción la propuesta identifica sus limites, los tensiona, los re interpreta. Este nuevo pacto de medianería podría dar comienzo a una reflexión acerca de esta línea política y su rol en el ejercicio de hacer ciudad.

 

En el interior del predio la creación de vacíos surge como acción fundamental para que el edificio funcione. Esto genera espacios de conexión visual, de ventilación, de iluminación y control de temperatura que dan lugar a un micro-clima apropiado para el desarrollo de las actividades que el programa plantea. La creación de una explanada le brinda a la institución un espacio de uso democrático, un espacio de oportunidades. Dependiendo de las actividades que se realicen puede funcionar como estacionamiento o como plaza de expansión programática. De esta manera el borde entre interior y exterior se ve difuminado. Este ensayo que comenzó hablando desde la linea de medianería se encuentra reverberando en el interior del edificio, es entonces un ejercicio con génesis proyectual. Se asume como punto de partida un uso sustentable de energía implicada en su construcción y su posterior uso. No tiene excesos, no le interesan. Los materiales y sus dimensiones responden a las condiciones de programa. Esta envolvente toma en cuenta los factores climáticos, económicos, culturales y políticos que tendrán que verse acompañados principalmente por una eficaz gestión en el uso de las instalaciones. De esta manera encontramos optimismo en su planteo, el optimismo como una actitud vital, una predisposición favorable a lo que vendrá.

Autores: 0E1+MASA Arquitectos

Equipo: Martín Pronczuk, Santiago Saettone, Mario Guidoux, Anna Carolina Manfroi, Ana Cristina Castagna, Gabriel Giambastiani. 
Lugar: Palmas, Tocantins, Brasil

Programa: Colegio de Arquitectos
Año: 2018